El universo está hecho de historias, no de átomos
—Muriel Rukeyser, Poetisa y activista política estadounidense
ESTRATEGIAS

SOMOS NARRADORES DE HISTORIAS PROFESIONALES

El arte de la narración de historias es más antiguo que el descubrimiento del fuego y ha sido, desde entonces, una de las primeras y más importantes formas de comunicación. Se ha empleado para grabar la historia, relatar experiencias personales, transmitir sabiduría, expandir creencias, entretener, honrar fuerzas sobrenaturales y, en general, para encontrarle sentido al mundo.

Contamos historias todos los días. En nuestra vida personal lo hacemos para explicar, informar y entretener a amigos y familiares. En los negocios usamos historias para entrenar a los empleados, dar parte a los superiores, buscar autorización, vender y explicar a los clientes conceptos complicados. Un comunicado de prensa, publicidad, página web o publicación, son tan solo un medio para contar una historia, tanto como los son un libro, una película o un show en la televisión. Una poderosa historia, dicha de manera convincente, impulsa a las marcas más exitosas del mundo.

Nuestro enfoque es construir una historia convincente sobre la compañía o marca de nuestro cliente. Luego, aplicar una variedad de estrategias integradas para comunicar dicha historia, a través de los canales de comunicación pagados, propios y ganados a audiencias selectas. En estas historias, los protagonistas son la compañía, su personal, sus productos y clientes.

Cada publicidad, cada comercial, cada entrevista, cada anuncio, cada tweet, cada oferta, cada informe anual, son nuevas oportunidades para promover esta historia.

Whole Brain Branding es una filosofía y una metodología enfocada en el modo
en que los consumidores reciben, en realidad, los mensajes de marketing.

Mientras que el analítico hemisferio izquierdo de nuestro cerebro examina de manera lógica las compras, es el intuitivo hemisferio derecho el que hace que nos enamoremos de las marcas. Para ello, usualmente, se agregan valores intangibles a los productos y compañías donde no existen diferencias lógicas que puedan ser discernidas por el hemisferio izquierdo. Por lo tanto, debemos ofrecer razones para comprar al hemisferio izquierdo y, a la vez, hacer que el hemisferio derecho se enamore de nuestras marcas.

En Rose utilizamos Whole Brain Branding para infundirle una dosis equilibrada de persuasión, tanto emocional como racional, a la historia de la marca.
Además, utilizamos un enfoque integrado de Whole Brain Marketing
para identificar e implementar las mejores estrategias,
y entregarlas en un programa holístico para nuestros clientes.